Las Tres E´s de las organizaciones

 

Todas las empresas fueron creadas con un propósito. En su más puro origen los empresarios decidieron hacerse cargo de algo a través de su esfuerzo empresarial y cubrir ciertas áreas de oportunidad en el mundo.  A partir de su nacimiento y durante toda la vida productiva de las empresas, éstas se enfrentan constantemente a retos que van superando en su devenir. En este sentido, los retos traen consigo un cúmulo de aprendizajes que al ser incorporados a los procesos operativos van robusteciendo su capacidad de adaptación, innovación y respuesta frente a los estímulos que presenta el entorno o a las necesidades de transformación de los empresarios.

 

Platiquemos sobre los retos que enfrentan las organizaciones.

 

Las empresas deciden hacer frente a un reto cuando detectan un problema que una determinada situación les presenta y, generalmente, las acciones que se diseñan para hacerle frente son creadas para atacar esa situación en específico. Por ejemplo; es muy común para nosotros ver que las empresas resuelven sus problemas de rotación de personal a través de un gran esfuerzo de reclutamiento y selección, y en muy pocos casos esto es visto como un reto de evolución de su cultura organizacional. Así, ir a la raíz de lo que ocurre en la cotidianidad de una organización requiere de procesos más profundos de diagnóstico que permitan a la empresa identificar el origen y saber a cuál de los siguientes tres grandes retos se enfrenta.

Eficiencia

Para poder hablar de eficiencia es necesario que recurramos a una emoción que está fuertemente ligada con ésta. La satisfacción es la emoción que se produce cuando aquello que evaluamos corresponde o supera nuestras expectativas y para alcanzarla en las empresas se requiere de varias acciones; no obstante, es fundamental que los líderes y sus equipos de trabajo tengan claro para qué se están emprendiendo las acciones, cómo se van a emprender las acciones y cuáles serán los parámetros a través de los cuales la organización podrá declarar si quedará satisfecha con los resultados obtenidos.

 

Te presentamos aquí algunas preguntas que te llevarán a explorar el camino que estás siguiendo para alcanzar la satisfacción y, por lo tanto, la eficiencia de tus acciones y las de tu equipo de trabajo:

 

 

¿Para qué quiero hacerme cargo de esto? ¿Mi equipo conoce la relevancia de las acciones por emprenderse?

 

¿Estoy siendo claro con las condiciones que van a satisfacer el resultado esperado?

 

¿Puedo ver el compromiso de mi equipo de trabajo y el mío con las acciones a emprender? (Recomendamos leer nuestro paper: “La relevancia del compromiso y su papel en el cumplimiento de nuestras metas”)

 

¿Qué está impulsando a tu equipo para ejecutar sus acciones?

 

¿Cómo haces que las cosas sucedan?

 

Evolución

Quizá puedas cuestionarte cuándo es el momento de evolucionar. La evolución ocurre permanentemente a raíz de los cambios y adaptaciones que hacemos en nuestra empresa y en nuestra vida; la evolución es consciencia, es poder ver lo que ha ocurrido, para qué ocurrió, qué necesito hacer para transformarlo y para qué queremos transformarlo.

 

La evolución es aprender de manera consciente, es hacerse cargo de aquello que observamos y no quedarse en las posibilidades, sino llevar a cabo la ejecución de las posibilidades.

Expansión

Tomar las oportunidades de crecimiento de una empresa requieren de dos elementos fuertemente relacionados con los seres humanos involucrados en esa expansión. El primero, es la capacidad de adaptación de los seres humanos y de la empresa a los nuevos entornos. El segundo, tiene que ver con el desarrollo de las capacidades del liderazgo generativo el cual involucra los distintos aspectos que componen a los seres humanos; hablamos así del cuerpo, la mentalidad, la gestión emocional, el lenguaje y su poder conversacional, las prácticas y su historia.

 

El liderazgo juega un papel fundamental en un momento de expansión, pues es donde los tramos de control dentro de una organización pueden alargarse o acortarse. El buen funcionamiento de una organización en su momento de expansión dependerá siempre de las habilidades y capacidades de liderazgo de quienes la dirigen.

 

Desde nuestra experiencia sabemos que muchas empresas pierden de vista el verdadero origen de lo que sucede dentro de éstas. Afrontar cualquiera de estos retos dentro de una organización requiere de un proceso de análisis, diagnóstico, diseño de soluciones, alineación y evaluación de las acciones emprendidas que permitan a la corporación llegar a un nuevo nivel de desarrollo, sostenerlo y habitarlo eficientemente.

 

Si esto te genera alguna inquietud, te surge alguna duda, comentario o ves oportunidades para el desarrollo de tu organización, te invitamos a contactarnos a través de nuestro correo electrónico y con gusto atenderemos tu mensaje a la brevedad.

 

info@blankpaper.com.mx

 

 

Otras publicaciones